Historia de las salchichas

Hoy en día, firmas especializadas en productos cárnicos Barcelona pueden ofrecer un gran número de carnes diferentes como las salchichas. Se trata de un producto que lleva muchos más años con nosotros de lo que pensamos, como vamos a compartir contigo en este artículo.

Los orígenes de las salchichas

Las primeras referencias que se tienen de las salchichas se remontan a unos 3.500 años antes de Cristo, en la época de los babilonios dado que rellenaban los intestinos de animales con carnes especiadas. Pero no fueron las únicas civilizaciones que lo hicieron, muchas otras como los griegos, que le dieron el nombre de orya o los romanos, que bautizaron a este alimento como saisus, origen del nombre de salchicha que tiene hoy en día.

Con la caída del Imperio Romano, las salchichas tuvieron un momento en el que su éxito dejó de estar presente en muchas cocinas. De hecho, la iglesia llegó a considerar pecaminoso comer salchichas y así estuvo durante siglos.

Durante la Edad Media, la salchicha sufrió muchos cambios y dejó de ser gruesa como una morcilla y pasó a ser más estilizada como las que conocemos hoy en día. Gracias a los gremios de carniceros, quienes comenzaron a fabricarlas de muchos estilos diferentes.

Fue a mediados del XIX cuando en Alemania se presentase la de estilo Frankfurt y que ha ido evolucionando hasta nuestros días. Además de ella se presentaron otras salchichas especiadas, las blancas y muchas de las que conocemos hoy en día. Actualmente son un producto que gusta a todo el mundo y que tiene importantes valores nutritivos, pudiendo formar parte de un gran número de elaboraciones gastronómicas diferentes.