La deliciosa e histórica carne de cerdo

En un establecimiento especializado en la venta de carne Barcelona, se pueden encontrar infinidad de cortes, tanto de ternera como cordero o cerdo entre otros tipos. Si hablamos de cerdo, hay que decir que este animal es uno de los tesoros de cualquier gastronomía debido a que con su carne se pueden elaborar infinidad de platos diferentes, enriqueciendo el recetario de cualquier lugar.

Cerdos en la Península Ibérica desde antes de los romanos

Antes de que la Península Ibérica fuese ocupada por el Imperio romano, ya se contaba con un gran prestigio como productora de cerdos. De todo esto hay referencias escritas acerca de que a finales del siglo II a.C. ya se realizaban diferentes prácticas de salazón de lo que por aquel entonces se conocía como "cecina de cerdo".

No es de extrañar que esta carne gozase de una gran aceptación ya que cuenta con un gran número de cortes diferentes, lo que proporciona un montón de elaboraciones diferentes. Aunque hay que decir que en sus inicios, esta carne estaba solo reservada para los más acaudalados, no tardó mucho en generalizarse su consumo.

En los antiguos restos romanos de Tarragona se encontró un jamón fosilizado con una antigüedad aproximada de unos 2.000 años, lo que deja patente que los romanos tenían una gran predilección por la carne de este animal.

Se pude decir que el cerdo fue una de las primeras especies domesticadas y una de las carnes más apreciadas gracias a su fácil conservación, su excelente sabor y también la fácil capacidad de reproducción y crecimiento.